FAMOSOS SIGUEN EN CUARENTENA

FAMOSOS SIGUEN EN CUARENTENA

marzo 24, 2020 0 Por Gloria Féliz

INFOBAE.- Todo había empezado en Hollywood fuera de Hollywood, cuando desde Australia, Tom Hanks admitía que en medio del rodaje de una película sobre Elvis Presley, había contraído coronavirus con su esposa Rita Wilson. Y más allá de las bromas de haber terminado como en el cine de ‘Cast Away’ totalmente aislado en una isla con… Wilson, tuvo un final feliz. “Apenas una semana después de haber dado positivo, en auto aislamiento, seguimos con los mismos síntomas, sin fiebre”, con la única mala noticia “Mi esposa me ganó seis manos seguidas al Gin Rummy”. Apenas un día después, cuando su hermana Sandra Hanks aseguraba que “No está genial, pero está ok” todo Hollywood, todo California, todo Nueva York, 80 millones de personas quedaban en cuarentena como él.

De a poco, el distanciamiento social se fue multiplicando también entre los famosos como un virus positivo que contagió el entusiasmo por seguir entreteniendo a la gente que se quedaba en sus casas.

Para enfrentar la guerra contra el coronavirus, Sean Penn en persona se atrevió a decir que habiendo experimentado una crisis similar en Haití, deberían permitir el control del ejército de Estados Unidos asegurando que “pueden construir un hospital en 25 minutos” y él mismo se está encargando de distribuir alimentos entre personas de edad avanzada. Pero Matthew McConaughey, pidió evitar el pánico, “tomemos las precauciones necesarias, para cuidarnos mucho más que antes, porque hoy dependemos más que nunca de los otros” llamando al coronavirus como “un enemigo que vamos a vencer entre todos” como un buena forma de convertir “limones en limonadas y una luz roja en luz verde, para seguir viviendo”.

Miley Cyrus se tomó la cuarentena en serio, saliendo todos los días en vivo por internet, de lunes a viernes, con su propio show ‘Bright Minded’ de YouTube, donde tuvo como invitadas a Demi Lovato o Amy Schumer, como la mejor forma de “olvidarnos de las noticias sin prestarle tanta atención a lo negativo”, asegurando que “yo cree el show como un apoyo emocional en momentos muy estresantes, llenos de caos y confusión y miedo y pánico. Solo quiero traer luz a un momento muy oscuro.”

Inspirada por un trompetista de Italia que había salido al balcón a cantar el tema “Imagine “de John Lennon, en el sexto día de su propia cuarentena, la Mujer Maravilla Gal Gadot utilizó los superpoderes para cantar con la letra de John Lennon “Imagina que no hay paraíso, es fácil si lo intentas. Sin infierno debajo nuestro, con el cielo solo arriba. Imagina a la gente viviendo por el hoy” sumando en el coro a otros famosos como Mark ‘Hulk’ Ruffalo, Natalie Portman, Amy Adams, Will Ferrell, Sia y Cara Delevingne. Y para otra generación, el cantante Neil Diamond hizo lo suyo modificando la letra de una de sus canciones más populares para insistir que nos lavemos las manos, al compás de la música de “Sweet Caroline”.

Para seguir el mismo ejemplo, el Cirujano General de Los Ángeles les pidió a los famosos influencers que trataran de hablarles a los jóvenes que no están prestando atención al peligro del virus. La hermana menor de Kim Kardashian, Kylie Jenner con 166 millones de seguidores fue una de las primeras en salir desde su cuenta de Instagram con el mensaje “El coronavirus es real. Y aunque hace días que lo vengo recordando, el Cirujano General me recomendó que les hablara personalmente. Por favor, quédense adentro, practiquen la distancia social y la cuarentena”, dijo recordando que ella ya había vivido una situación similar durante su último embarazo, para terminar afirmando “Nadie es inmune, los millennials no son inmunes”. En una época donde en Estados Unidos, incluso son las vacaciones de primavera que suelen ser las que más gente joven convocan para fiestas, Hilary Duff fue un poco menos amable, insultando desde Instagram “A todos los jóvenes milenios que siguen saliendo de fiesta, váyanse a casa. Paren de matar más gente, por favor”.

Entre los jóvenes famosos, hasta la rebelde Bella Thorne que incluso dirige películas pornográficas después de dejar la serie ‘Shake It Up’ de Disney, sentó cabeza al afirmar “No creo que haya otra forma de tomarlo que no sea seriamente”, preocupada por no querer contagiar a su madre que tiene sus propios problemas de inflamación intestinal con la menos conocida enfermedad de Crohn. Uno de los actores de la serie ‘Hawaii 5-0’ y ‘Lost’, Daniel Dae Kim, incluso confesó que contrajo el virus y se dirigió al mismo público “Para quienes no creen que esto no es nada serio, por favor, sepan que lo es”. Pero el mismo actor que nació en Corea del Sur, también fue uno de los que denunció la pandemia como una excusa para el racismo de aquellos que culpan a todos los asiáticos por la enfermedad “Por favor, paren con los prejuicios y la violencia sin sentido hacia los asiáticos” señalando ‘ciertos líderes políticos’, como el presidente Donald Trump que rebautizó el virus COVID-19 como ‘Virus Chino’, aclarando al mismo tiempo “Sí, yo soy asiático, sí, tengo coronavirus, pero no me lo contagié en China”. Algo parecido hizo Mark Ruffalo cuando le escribió directamente al presidente para aclararle “Cuando le echa la culpa de un virus a una raza entera de gente, está volcando más gente en contra de ellos. Cuando hace esas declaraciones políticas para nada científicas, muchos de sus seguidores comienzan a actuar violentamente en forma xenofóbica en contra de esa gente. Haga mejor las cosas”.

Tampoco faltan las estrellas que aprovechan el tiempo libre al máximo. Michael Douglas cumplió en darle las primeras clases de pool a Catherine Zeta Jones para disfrutar juntos la cuarentena. Gwyneth Paltrow decidió cocinar con sus propias manos las recetas vegetarianas que ella misma recomienda en su website Goop.com. Halle Berry compartió por Internet, por primera vez, la rutina diaria personal de cuatro pasos que ella misma hace todos los días, para conservar su belleza. Pero Antonio Banderas tuvo que cancelar el sueño de llevar a Broadway la versión en español de A Chorus Line aunque ofreció su nuevo teatro de Málaga para conservar los puestos de trabajo, a partir del mes de junio. En cambio, Jessica Alba es una de las más beneficiadas porque con su sitio de Internet Honest.com está agotando las ventas de los artículos de limpieza antialérgicos que ofrece con ingredientes naturales derivados de vegetales.

Fuera del mundo virtual de internet, como si fuera una película de ciencia ficción, las calles más concurridas de Los Ángeles, como el Teatro Dolby del Oscar y Times Square de Nueva York hoy son ciudades fantasmas. Los festivales de cine más importantes de Tribeca, SWSW, Cinemacon y Wondercon fueron cancelados. Y del otro lado del océano, hasta en Cannes decidieron posponer el festival de Mayo para Junio o Julio.

En televisión, los programas de Hollywood empezaron a entrevistar estrellas por videoconferencias para invitar al estudio solo a los médicos que pudieran dar mejores recomendaciones de los diferentes cuidados. Exceptuados de la cuarentena, muchos periodistas de TV siguen reportando desde sus casas, para mantener la distancia, como las personas que anuncian el pronóstico del tiempo que improvisaron su propio estudio de TV, en el living de sus apartamentos. La gran razón: Cuatro empleados de Fox News Media dieron positivo ante la prueba de coronavirus y un sonidista del noticiero de NBC falleció por la enfermedad.

El mismísimo Adam Lambert de American Idol’ que había reemplazado a Freddy Mercury en la última gira del grupo Queen, tuvo que promocionar el nuevo álbum ‘Velvet, desde su casa, en teleconferencia con diferentes medios, recomendando las nuevas canciones como un buen escape para “bailar con zapatos de plataforma y pasar un buen rato”, aunque los fans tendrán que esperar que termine la cuarentena para verlo en vivo, porque tuvo que cancelar las presentaciones de Los Ángeles, Nueva York y Londres, además del concierto que estaba programado para Abril en el Hotel Venetian de Las Vegas (para quienes siguen en cuarentena desde casa, igual pueden ver desde YouTube los completos 25 minutos del concierto que Adam tuvo con el grupo Queen, buscando el título “Queen + Adam Lambert – Fire Fight Australia Live Aid Full Performance”)

El mundo del cine sigue el mismo camino, porque al estar totalmente cerradas las salas con pantalla grande, los estudios están programando proyectar las nuevas producciones para verlas desde casa on demand. El mejor ejemplo es el nuevo superhéroe de Bloodshot, Vin Diesel que fue el último en dar entrevistas en vivo antes de la cuarentena, con el pedido expreso de no estrecharle la mano ni pedir las clásicas fotos selfies, para mantenerlo alejado de cualquier contagio. La historia del cine también tiene algo que ver con la realidad, al personificar un hombre asesinado que resucita como un superhéroe, con otro estilo de virus que corre por su sangre como un ejército que además de hacerlo más fuerte, lo cura instantáneamente. “Es un momento en que el mundo entero tiene que unirse” declaró Diesel al agregar que “el contagio del coronavirus es una buena forma de darnos cuenta que todos pertenecemos a un solo planeta”. El estreno programado para el 24 de marzo, se cambió por una edición digital que desde casa se consigue por un poco más del precio de una entrada de cine a $19.99. Pixar siguió un ejemplo parecido, con la sorpresa de ofrecer la versión digital del último estreno Onward apenas dos semanas después del estreno oficial, como la única forma de poder recuperar el costo de producción de 50 millones de dólares.

Las más grandes superproducciones millonarias no pueden darse el mismo lujo y el episodio final de James Bond con Daniel Craig, tuvo que reprogramar el estreno de abril para el mes de noviembre, aclarando que el título No Hay Tiempo Para Morir o No Time To Die nada tiene que ver con el coronavirus, mientras la versión en vivo de Mulan que estaba programada para el 27 de Marzo se canceló y Disney ni siquiera le puso otra fecha de estreno, igual que la superproducción de Marvel Black Widow que se iba a estrenar el 1 de Mayo.

Eso sí: ante la falta de trabajo, el sindicato de diseñadores de vestuario de Hollywood se propuso hacer una obra de bien, convocando a los miembros para coser los barbijos que tanto se necesitan en los hospitales.

Como una forma de mantener a la gente en cuarentena, Kevin Bacon también fue el primero en desafiar a sus amigos famosos para inspirar buenos ejemplos, contando por quien se quedan en casa. Así fue como David Beckham posteó una foto suya en Instagram con el “#IstayHomeFor VB and My Kids” (#MeQuedoEnCasa por Victoria Beckham y mis hijos). Demi Lovato siguió los pasos “Por mis vecinos, por mis padres, por mi salud”, agregando “Pasan demasiadas cosas en nuestro mundo hoy, pero si hay algo que importa es contagiar amor”. Las hermanas Dakota y Elle Fanning hicieron lo suyo, empezando con la menor Elle y la recomendación “los contagiados saludables pueden generar más peligro causando más muertes a los más vulnerables: la gente mayor de 65 años y gente con otras condiciones menores. Yo me quedo en casa por mi abuela, Mary Jane”. Dakota la siguió enseguida diciendo “Me quedo en casa por la mejor amiga de mi mamá, Ang, sobreviviente de un transplante de riñón!” sugiriendo “”Hagan lo suyo y quédense en casa para proteger a los más vulnerables. Y para quienes no pueden y están salvando vidas y dan servicio de apoyo, gracias”.

Mientras tanto, Nicole Kidman se quedaba en casa como la única espectadora en vivo del recital que el esposo Keith Urban ofreció en vivo, por internet, con su propio mensaje “Amo cantar y bailar con él. Y pueden verlo cantar en su página de Internet.”

La nueva tecnología hoy además nos permite seguir disfrutando al cine desde casa, en cuarentena, gracias a los servicios de streaming como Amazon, Netflix, Hulu y los más nuevos Apple TV y hasta Disney+ que incluso aprovechó el momento para adelantar el estreno digital en streaming gratis de Frozen 2. Por su lado Warner Bros preparaba el lanzamiento del nuevo servicio HBO Max, para el mes de mayo, con el estreno de un programa especial de Friends que pensaban grabar esta misma semana reuniendo de nuevo a los famosos amigos Jennifer Aniston, Courteney Cox, Matthew Perry, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc y David Schwimmer. Pero con la cuarentena, la reunión fue cancelada y tampoco tiene fecha repogramada, todavía.

Netflix también había ordenado parar todas sus producciones, mientras agregaba a la programación las películas de Hollywood tan parecidas a la pandemia del coronavirus como Outbreak con Dustin Hoffman y diferentes versiones de Resident Evil con Milla Jovovich, como el mejor adelanto de la serie propia que estrenan el año próximo. Pero Netflix también dio un paso adelante el mismo día que se declaró la cuarentena en Los Ángeles, ofreciendo donar 100 millones de dólares a beneficio de la comunidad de creativos que están afrontando problemas económicos por la enfermedad o la falta de trabajo.

Solo los servicios esenciales están permitidos. Desde los más obvios médicos y hospitales, hasta las estaciones de gasolina y supermercados. Los restaurantes pueden seguir funcionando solamente con servicio a domicilio. Y lamentablemente para los más famosos, están totalmente prohibidos los menos necesarios masajes o el bronceado artificial además de la aplicación de botox y los clásicos salones de belleza, con el más obvio presagio: para cuando termine la cuarentena, vamos a ver como realmente se ven los más famosos de Hollywood.

Con tanto tiempo entre nuestras manos, en medio de la cuarentena, no hay mejor forma de recordar aquellas películas que tantas veces llevaron las historias de diferentes virus y epidemias al cine. Hoy, pueden encontrarse en diferentes servicios de streaming. Solo es cuestión de buscarlas, por los títulos originales en inglés.

1) CONTAGION (2011)

Gwyneth Paltrow, Matt Damon, Kate Winslet y Jude Law recrean la historia de la crisis mundial de una pandemia bastante parecida al coronavirus, que también se contagia al toser o estornudar, con partículas que al quedar en diferentes superficies pueden contagiar con solo tocarlas con las mismas manos que después la gente se toca el rostro. El parecido continúa cuando para encontrar la cura, necesitan saber como es que se contagia realmente y si la gente sin síntomas puede infectar a otros “con la mano, la boca y la nariz”. Más curioso todavía: el virus del cine, comienza con un murciélago que pasa a un cerdo y después al ser humano, propagándose rápidamente desde Hong Kong hasta Chicago y Minneapolis en cuestión de horas, tal cual como en la vida real.

Disponible en Hulu

2) OUTBREAK (1995)

Dustin Hoffman con Morgan Freeman y Donald Sutherland tratan de encontrar la cura de otro mortal virus que trajo a California un mono africano. El parecido con la realidad es que el gobierno de Estados Unidos no se preocupó al principio, por creer que no se podía contagiar por aire, a pesar del aviso del experto que interpreta Dustin Hoffman que en la ficción busca después la ayuda de la verdadera CDC que hoy todos consultan sobre el coronavirus en cdc.org

Disponible en Netflix

3) CHILDREN OF MEN (2006)

Con la dirección de Alfonso Cuarón, Clive Owen y Julianne Moore son los protagonistas de la historia de un mundo donde las mujeres terminan siendo infértiles después de la pandemia de una gripe, con la esperanza que aparece en el futurístico año 2027 donde una mujer quedó milagrosamente embarazada. Lo que no aparece en el cine: Cuarón escribió la historia imaginando el futuro de nuestra sociedad, cuando en la realidad quedó en otro estilo de obligatoria cuarentena, en medio del Festival de Toronto, cuando suspendieron todos los vuelos al día siguiente del ataque terrorista a las Torres Gemelas de Nueva York

Disponible en Hulu

4) 12 MONKEYS (1995)

Bruce Willis es un convicto del año 2035 que viaja por el tiempo al año 1990, seis años antes de un virus creado por el hombre que esta por arrasar con la mayoría de la población humana. El problema: Nadie le cree que viene del futuro y termina en un hospital psiquiátrico con el hijo de un importante especialista en virus, mejor conocido en la realidad como el último ganador del Oscar, Brad Pitt.

Disponible en Hulu

5) RESIDENT EVIL (2002-2017)

Seis películas en total y una serie que está por estrenar Netflix el año próximo, sigue la historia de un virus creado en un laboratorio (con el logo MUY parecido al verdadero laboratorio chino RLSW), donde la protagonista Milla Jovovich es la única que tiene el antídoto.

Disponible parcialmente en Netflix

7) 28 DAY LATER (2003)-28 WEEKS LATER (2007)

Con una historia dividida en dos capítulos, empieza con un incurable virus que afecta a la población de Inglaterra siguiendo a los sobrevivientes que buscan un lugar donde poder evitar el contagio, para seguir con la siguiente película (con Jeremy Renner) seis meses después, con la ayuda del ejército norteamericano tratan que los sobrevivientes vuelvan a repoblar el lugar como una nueva civilización.

Disponible en Hulu

8) BLINDNESS (2008)

Gael García Bernal con Julianne Moore, Mark Ruffalo y Danny Glover cuentan la historia de otro estilo de epidemia donde los vecinos de una ciudad entera se están volviendo ciegos sin saber la razón y de a poco los van apartando en cuarentena, como si fueran otra sociedad. Lo que nadie sabe es que uno de ellos realmente ve perfectamente bien, solo que se sumó a la cuarentena para seguir al lado de su pareja.

Disponible en iTunes

9) WORLD WAR Z (2013)

No será la mejor forma de recordar su último Oscar de ‘Érase Una Vez En Hollywood’ , pero Brad Pitt es el único que protagoniza otra película del ranking, como el encargado de las Naciones Unidas que investiga desesperadamente el origen de una pandemia donde una misteriosa infección convirtió a la población en zombies que amenaza con terminar por completo con la civilización humana.

Disponible en Hulu

10) I AM LEGEND (2007)

Como el único sobreviviente de otro mortal virus que se suponía que iba a curar el cáncer y terminó con toda la población, Will Smith trata de encontrar una cura en medio de un solitario Nueva York habitado solamente por monstruos vampiros. La versión original se llama ‘The Last Man On Earth’ (El Último Hombre en la Tierra) y la protagonizó en 1964 Vincent Price.

Comparte